• modelos de negocio para monetizar una aplicación móvil

10 modelos de negocio posibles para monetizar una aplicación mobile

¿Cuál es el mejor modelo de negocio para mi app? Seguramente, esta sea la pregunta más difícil de responder dado la diversidad de escenarios posibles. Para elegir el camino idóneo, lo primordial es tener bien en claro el objetivo por el que tu empresa ha decidido desarrollar una propuesta móvil, bien sea incrementar las ventas o impulsar la visibilidad de la marca para apalancar el resto de las acciones y canales digitales. Una vez definido tu propósito empresarial, podrás decidir qué opción escoger para rentabilizar tu desarrollo. ¡Sandiamedia te presenta alternativas para monetizar una aplicación mobile!

Más allá de su corta andadura, el mundo de las apps móviles ofrece a las marcas y empresas una variada e innovadora propuesta de generar ingresos, novedosos modelos de negocio que surgen de las características mismas del ecosistema y la naturaleza móvil. Sin embargo, es tan importante tener una propuesta de valor única y atractiva como una clara forma de monetizar una aplicación mobile. De hecho, el modelo de negocio forma parte de la piedra angular del éxito de una app y, por tanto, no debes descuidar la óptima planificación si quieres conseguir resultados rentables.

Sin duda desarrollar un modelo de negocio que sea exitoso para tu aplicación móvil requiere de mucho trabajo, una gran cuota de esfuerzo y un delicado proceso de prueba-error para entender fácticamente cuáles son las necesidades inmediatas del mercado. Sea cual sea la aplicación que hayas decidido lanzar (nativa, híbrida o webapp), y el enfoque que le quieras dar (Mobile Business o M-Commerce) hay cuatro funciones esenciales que debes tener en cuenta dentro de tu modelo de negocio, todas ellas indispensables y previas a elegir la modalidad para monetizar una aplicación mobile.

Usabilidad

1. Usabilidad

Cuando el usuario abre tu aplicación por primera vez le dedicará unos segundos de atención para determinar qué es, cómo funciona, qué propuesta brinda o cómo se juega. En los negocios digitales, como en casi todos los aspectos de la vida, sólo hay una oportunidad para crear una excelente primera impresión. ¡Aprovéchala y responde correctamente con un desarrollo bien intuitivo que deje satisfecho incluso a los usuarios menos pacientes!

2. Distribución

Este trabajo es rotundamente necesario si quieres impulsar tu app móvil a las grandes ligas. Para promocionarla, nada mejor que construir un sólido Plan de Marketing Mobile que contemple su visibilidad y difusión mediante (al menos) 3 vías:

  • Viralidad: Es la capacidad de convencer a los usuarios a que recomienden tu aplicación a sus amigos y conocidos. Ahora bien, ¿cómo lograr esta publicidad tan eficaz y directa pero difícil de estimular? El primer paso es eliminar los obstáculos y frenos que el usuario pueda tener para recomendarla: busca la manera más fácil o que más sentido tenga para tu tipo de app, y facilitate una lista de amigos o colegas para compartirla, conecta la App con Facebook, LinkedIn y Twitter, o bien permite el envío (y reenvío) de emails y mensajes SMS. De esta manera, ¡estarás incentivando a que más personas recomienden tu app!
  • Publicidad: Como bien te comentamos en nuestro artículo sobre los formatos de publicidad móvil, puedes elegir entre un amplio abanico de alternativas y desarrollar el mejor banner o anuncio que se adapte totalmente a tu público objetivo, sus patrones de consumo e interacción, y al estilo de mensaje y de comunicación que tu marca quiere transmitir.
  • Prensa: Es el tercer método de distribución y difusión de una aplicación. Realizar una buena cobertura en los medios de comunicación digitales más importantes, de gran alcance y de referencia en tu sector te permitirá apalancar el atractivo de tu app frente a nuevas audiencias. Para ello, facilita información noticiable que no hable solo de tu propuesta comercial sino que contenga también datos de valor y utilidad.

3. Engagement

Tal como tratamos en el artículo sobre retención mobile, el engagement o compromiso del usuario durante la sesión en la app es un factor sumamente importante. Todas las acciones, actualizaciones y mejoras que desarrolles deben enfocarse en estimular un mayor tiempo de utilización dentro de la aplicación, algo que sin duda generará mayor exposición y aumentará la viralización.

La participación de los usuarios, sin duda facilita el engagement junto a una estrategia sólida y comprometida que garantice beneficios (tangibles e intangibles) para fidelizar leads y lograr interacciones de calidad. Para elevar la frecuencia de uso entre sesión y sesión, válete de los mensajes alerta con promociones y las notificaciones push con novedades exclusivas que inviten al usuario a volver a la app.

4. Monetización

Ahora sí, ya metidos de lleno en el asunto central de este post, tienes que saber que el éxito económico de una aplicación y su capacidad de rentabilidad se mide por su grado de monetización y por el ARPU (ingreso medio por usuario) que genera. Veamos en el siguiente apartado las formas más comunes de monetizar una aplicación mobile.

También puede interesarte:   Mejora la rentabilidad de tu empresa con el modelo Mobile to Business

Monetización

10 alternativas posibles de monetizar una aplicación mobile

Rentabilizar tu app no solo es cuestión de contar con un desarrollador y lanzarla con una buena campaña de Marketing Online, sino que es prioritario determinar con un enfoque de performance cómo vas a posicionarte entre las mega-marcas que ya están por demás afianzadas en el entorno mobile y luchar contra la variedad de ofertas existe. En este punto, saber de qué manera monetizar una aplicación mobile es la máxima de las claves. ¡Veamos qué opciones tienes a tu alcance!

1- Publicidad

En este caso, la descarga y uso de la aplicación es libre, y el retorno de la inversión se recupera introduciendo publicidad. De esta manera, puedes obtener un beneficio en función del número de clics (CPC) o por el número de exposiciones (CPI o CPM). Si bien es un modelo por demás utilizado, puede ser en cierta medida molesto y atentar de manera intrusiva contra la privacidad del usuario, por lo que es aconsejable ser moderado con la cantidad de anuncios que se ofrecen dentro de la app.

2- Descargas o versiones premium

En este caso, monetizar una aplicación mobile es posible mediante el pago por descarga, permitiendo al usuario utilizar completa y plenamente todas sus funcionalidades. Los ingresos se generan por una única y primera vez, ya que la persona paga por descargarse la app y usarla tantas veces como desee; por lo tanto, será necesario un esfuerzo considerable de captación para conseguir el mayor número de usuarios posible y asegurar un volumen razonable de ingresos.

Entre sus desventajas, el usuario no puede probar la app antes de comprarla (con el consecuente riesgo de insatisfacción que esto puede generar), frente a otros modelos de negocio en los que sí puede usar de manera gratuita gran parte de las funciones (freemium). Además, y en relación a lo anterior, el precio de descarga puede suponer un freno importante, sumado a que de dichos ingresos alcanzados el 30% se lo quedan las App Stores.

3- Free o gratuita

¿Sabías que las posibilidades de éxito de una app móvil se incrementan hasta diez veces si es gratuita? ¡Como lees! Los usuarios aman las aplicaciones libres, por lo que si cuentas con una opción disponible que no exija pago por descarga podrás rentabilizarla con otros resultados más allá del ingreso monetario; bien sea incrementando tu base de datos o mejorando el branding y la visibilidad de marca. Luego, con otras estrategias y canales digitales podrás impulsar la venta de tus productos y servicios.

4- Freemium

Este tipo de modelo, sin duda permite monetizar una aplicación mobile de manera exitosa. Se basa en la dualidad entre un sistema gratuito y otro premium con servicios de mayor calidad. ¿Dónde está el secreto? En atraen al cliente con una propuesta gratis para luego cobrar por funciones extras. De este modo, algunos de los servicios están limitados según diferentes aspectos:

  • Limitación por funcionalidad: Ofrece tu servicio gratuito pero haz que paguen el acceso por funciones extras. Un claro ejemplo son las plataformas de gestión y monitorización de redes sociales, como es el caso de Hootsuite.
  • Limitación por tiempo: Consiste en facilitar un periodo de prueba gratuito y una vez finalizado empezar a cobrar por ello. Esta práctica habitual es muy común en marcas inmensas como Amazon o Spotify.
  • Limitación por uso o capacidad: Este modelo limitado al uso es el más común en las aplicaciones de almacenamiento como Dropbox o Google Drive.

El modelo freemium es uno de los más populares en cuanto a número de instalaciones. A diferencia del pago por descarga, se reduce el riesgo de insatisfacción ya que el usuario puede probar la aplicación y decidir si paga o no por el uso completo. Si el modelo de negocio está bien planteado y la app satisface un problema real del usuario, ¡la versión free será argumento suficiente para pasar a la versión de pago (Premium)!

5- Compras dentro de la aplicación

También conocido como In-app Purchase, este modelo de compra dentro de la app se genera cuando el usuario, luego de probarla toma consciencia de que puede mejorar altamente su experiencia con una inversión de dinero cuyo valor por lo general es casi insignificante frente a las enormes ventajas de uso. Se utiliza combinándolo con la descarga gratuita de la aplicación, añadiendo la opción de compra de determinadas funcionalidades, bienes virtuales, desactivar la publicidad o brindar contenidos digitales exclusivos.

Además, y como complemento, se pueden generar landing pages orientadas a productos específicos y añadir botones de pago online para conseguir la compra mobile. Así, podrás ofrecer servicios relacionados con la temática del producto y recuperar en el corto plazo tu inversión inicial.

También puede interesarte:   8 Mitos sobre el Marketing Mobile para desterrar ahora mismo

6- Suscripción

Este camino permite monetizar una aplicación mobile mediante cuotas mensuales fijas. El usuario se descarga gratis la app y compra contenido de valor mediante el modelo de suscripción, comprometiéndose a pagar determinada cifra durante cierto tiempo a cambio de noticias, películas, música, libros o revistas, entre otros.

Si bien presenta la ventaja de que se cobra por fuera de las App Stores y no sufre sus retenciones, es uno de los modelos más complejos porque suele demandar una inversión importante de tiempo, dinero y recursos para elaborar contenidos lo suficientemente atractivos como para que el usuario se vea motivado a pagar periódicamente.

7- Por afiliación

Se basa en mostrar en la propia app productos o servicios de terceros (que suelen ser socios, partners o afiliados) a cambio de una comisión específica por cada venta realizada procedente de la audiencia. Para que este modelo sea rentable en términos de implementación, es necesario contar con un alto volumen de usuarios ya que del total de la audiencia sólo una fracción reducida necesitará o estará interesada en la propuesta de tus afiliados.

8- Colaborativo

Actualmente, es uno de los modelos más populares y se basa en la generación de negocio “Peer 2 Peer” (de persona a persona). Consiste en crear una especie de marketplace donde los servicios o productos ofrecidos se publican y autogestionan por los mismos usuarios que utilizan y disfrutan de la plataforma mobile. La empresa que implementa este modelo colaborativo suele mediar en el proceso de compra y venta de las transacciones ofreciendo valor añadido a sus clientes. Como ejemplos de empresas que lo implementan, podemos nombrar a Airbnb y Uber.

9- Generación de leads

Este modelo es uno de los más específicos y se basa en monetizar la venta de leads a empresas terceras que quieren adquirir un público objetivo muy segmentado o usuarios con intereses bien específicos. Es una alternativa evolucionada del modelo clásico de publicidad, donde los clientes pagan por tener acceso a clientes potenciales o leads registrados desde tu producto o servicio.

10- Mobile Commerce

Por último, te presentamos este modelo posible de monetizar una aplicación mobile siendo una evolución de la clásica tienda online para escritorio. Se trata, ni más ni menos que de la forma genérica de vender desde el dispositivo móvil cualquier producto tangible. Si bien normalmente predomina su implementación para contextos B2C, es posible encontrar casos B2B que suelen llevarse a cabo mediante transacciones de ventas basadas en servicios profesionales usando el modelo Mobile to Business.

En este modelo, usado por empresas como Amazon Prime Now, Starbucks, Ebay, H&M o Etsy (que combina economía colaborativa y M-Commerce), el usuario se descarga la app y la usa de forma gratuita ya que el propósito fundamental es que realice compras de productos o servicios a través de la misma. Sin embargo, vale considerar que esta alternativa conlleva todos los riesgos y necesidades de cualquier comercio electrónico y deberás estar preparado para enfrentarte a ello.

Ahora, llegó el momento de escoger tu modelo. ¿Cómo elegirlo? El mejor criterio para decidir cómo monetizar una aplicación mobile será aquel que esté alineado con tu propuesta de valor y el patrón de uso y consumo de tus usuarios. Conocer bien a tu audiencia, saber si está dispuesta a pagar por usar la app, aceptar publicidad, realizar compras desde la misma o realizar un upgrade premium será la garantía del éxito en tu negocio digital.

Como bonus track, queremos cerrar este post revelando algunas variables que pueden ayudarte en la selección. Por ejemplo, el modelo ganador en cuanto a generación de ingresos es el de compras in-app. Por otra parte, si bien a priori el de suscripción puede parecer el más atractivo por asegurar recurrencia y ofrecer mayor ingreso medio por usuario, hay que tener en cuenta que no es el preferido por los usuarios (en cuanto al número de descargas), que optan en cambio por los modelos freemium.

En paralelo, aunque el modelo freemium pudiera parecer más sencillo por ser el que más descargas genera, es necesario considerar que tan solo entre un 2% y un 6% de los usuarios realizan compras, por lo que para rentabilizar tu modelo será necesario un volumen importante de usuarios y un gran esfuerzo en la inversión de captación. Si necesitas ayuda para terminar de elegir tu alternativa o una combinación de ellas, podemos ayudarte a tomar esta decisión y asegurar la rentabilidad de tu app. ¡Contácanos!

2017-11-21T09:39:46+00:00 Por |Lead Generation, Mobile2Business|

Autor:

Melina Díaz
Responsable de comunicación y estrategias de contenidos en Sandiamedia. Licenciada en comunicación social con un posgrado especializado en periodismo. Apasionada de la redacción, las artes, las nuevas tendencias y el aprendizaje de nuevas formas de interacción
Suscríbete a nuestro newsletter | ¡Evoluciona hacia lo digital!